lunes, mayo 29, 2017

Soy una Buscadora.


Cuenta Alejandro Jodorowsky, que para preparar su película, " La Montaña Sagrada", huyó de México porque había recibido amenazas por parte de las autoridades.
Él se instaló en Nueva York, donde empezó a notar que comenzaba a sudar copiosamente sin razón alguna.
Él dice, "comencé a sudar como bruto", y es por ello que comenzó a angustiarse, ante tal síntoma sin motivo.

Fue entonces, que un gran amigo suyo, le recomienda visitar a un médico chino, según esto, muy bueno y un gran sabio.

Al llegar Jodorowsky con éste médico anciano, él le pregunta: “¿Cuál es su finalidad en la vida?”. Y Alejandro Jodorowsky respondió: “No vengo a tener una conversación filosófica. 
Vengo a que usted me cure de esta incesante transpiración”. El anciano insistió:
“Si usted no tiene una finalidad en la vida, no lo puedo curar”. Y ésta resulta ser la primera pregunta que deberás plantearte al desear hacer tu árbol genealógico.
En esa simple pregunta, está la clave de toda tu historia, porque responderla, significa dar luz al árbol genealógico.

En la respuesta que expresemos, están nuestras limitaciones, nuestros miedos, lo que nuestro árbol ha tenido prohibido, lo que el árbol nos ha negado.

Y esa pregunta, tiene muchas variantes, sí, pero el fondo, será el mismo: ¿Qué es lo que quiero hacer con mi vida?
¿Cuál es mi finalidad?
¿En qué me pueden ayudar?
¿Qué es lo que todavía no he conseguido?
¿Hacia dónde voy?
¿Cuál es mi horizonte ideal?
¿Cuáles tres deseos le pediría a una Hada Madrina?
¿Qué haría si pudiera ser invisible durante 24 horas?

Y ojo! Todo aquello que respondas, es lo que tu árbol genealógico te tiene prohibido, por lo que deberás prestar especial atención a lo que de corazón te nazca responder.

Si respondes que tu finalidad es DISFRUTAR de la vida, significa que tu árbol trae arrastrando una "Prohibición del placer, del deseo". Y como el árbol no ha "disfrutado", tú tienes ese fuerte anhelo.

La finalidad de nuestra vida, es lo que realmente somos, es nuestro guión auténtico, incompatible muchas veces con el guión que la familia nos impone. 

(Tomado de #lunadeabril Instagram)

No hay comentarios.: