viernes, febrero 15, 2013

Marleny de la 314

Conozco a Marleny de toda mi vida, fue en los Samanes donde la conocí y vivió ahí en la casa 314 de la calle 5 hasta que movida por decepciones se abrió el camino sólita y se fue buscando un mejor futuro a la Tierra de sus padres, Portugal.

Ella no tuvo hermanas, fue la mayor y su hermano Manuel no se la puso fácil, en su lugar decía que nosotras, Maryann, Constanza y yo lo éramos y fueron muchas, por no decir bastantes ocasiones donde hice de su hermana mayor.

Entraba a la casa sin tocar, yo durante muchos años tuve las llaves de su casa por si había que prender las luces o si se presentaba alguna emergencia, bueno, de ella tengo varias anécdotas muy extrañas, locas y hasta disparatadas.

La campana de mi casa era mágica para ella, sólo a Marleny le otorgaba sus deseos, cuando su único deseo era salir de rumba tocaba la campaña y por Dios que salía de rumba.

Una noche que regresábamos caminando de la rumba muy temprano, nos quedamos con Hector Luis afuera en el porche de mi casa hablando y hablando y ahí amanecimos, pues en la mañana su mama casi la mata y no la mato porque le dije la verdad, nos quedamos aquí y no avisamos. A esa hora, 7:00 yo estaba haciendo arepas.

Siendo unas adolescentes, era de tarde andando bicicleta por la cuadra, ella en la suya y mis 2 hermanas y yo en una sola, pues a Marleny no se le ocurrió mejor idea que atravesar la calle, pasar por una alcantarilla y la rueda de adelante paso por el mismo sentido de la alcantarilla quedando la rueda dentro y Marleny?
No me pregunten, yo cerré los ojos para no ver la soberana vuelta de canela en el aire y la siguiente matada.
Esa fue una de las pocas veces que ni pensé en reírme, soltamos la bici y la ayudamos, en un rato cuando ya había dejado de llorar le pregunte si su mama la iba a matar por como había quedado la rueda y me contesto que no, que la iba a matar por los raspones que se había hecho en las rodillas.
Matarla por los mejores trofeos de la infancia: los raspones de las rodillas.

Días después decidí que sí yo algunas vez hacia la 1era Comunión le diría a la mama de Marleny que fuese mi madrina. Necesitaba hacer una tregua entre mi rabia hacia la mama de Marleny, si pase muchos años preguntándome en silencio cómo una mujer tan cercana podía ser tan cariñosa con los hijos de los demás y ser tan violenta con su única hija.

Next.

No recuerdo a Marleny en un amanecer gaitero. Ella siempre tuvo un novio.

Sus brazos eran obligados cada 31 de diciembre, desde bien chiquita y por herencia de sus padres siempre tenia un negocio en la cabeza, de hecho un día encontró un insecto extraño y los guardo en frasco de vidrio, cuando me lo mostró me pregunto si podía venderlo a alguien y le dije que eran chicharras, salen cada año anunciando la lluvia.
Creo que le tumbe el negocio.

Fuimos al cine y mientras esperábamos el bus, se acercó un ladrón quien a punta de el filo de un corta uñas nos amenazo a ella, a Maryann y a mi a que le diéramos los relojes, Maryann salió corriendo, yo le dije "mi reloj es barato" y Marleny?
Se lo quito y se lo dio al ladrón, en su mano. Realmente hasta el día de hoy dudo que aquello haya sido un robo.

Marleny fue siempre la Reina de los carnavales de la cuadra y sus alrededores, pero en muy escasas ocasiones jugó con nosotras con agua.

La última vez que la vi fue en su casa, yo ya me había casado, ella tenía planes, hablamos largo y tendido con las cervezas de por medio. Nos abrazamos, nos despedimos, abrí FB y era la única forma de mantener el contacto.
Cerré mi fb.

Una noche mucho antes de mudarnos de la 315, era su cumpleaños un 16 de febrero tuvo contracciones, junto a su familia, tíos y yo le picamos la torta y ella salió rumbo a la clínica, tuvo a su hija Stefy el mismo día de su cumpleaños, un regalo inolvidable y para toda la vida.

Tantos años después, ella casada y con su hija en Portugal, yo en lo mismo en México, mis hermanas en Venezuela, yo aún la recuerdo, han sido tantas anécdotas que sólo puedo escribirlas para no olvidarla y olvidar aquellos días es casi imposible.

Por la diferencia de horas entre Portugal y México acabo de hablar con ella para felicitarla y todas estas historias hicieron que se me llenaran los ojos de nostalgia.

Marleny:
Espero que los días se llenen para ti de alegrías, de felicidad, de planes, sueños y tus esperanzas no te den descanso, que tu vida allá donde estas siempre hayan semillas de buenos recuerdos: los mejores como los que conservo de ti.

Sólo espero que Dios nos de esperanza para volvernos a ver y abrazarnos, porque por teléfono no lo puedo hacer.

Dios bendiga Siempre a Steffy y a ti también.

Feliz cumpleaños a las dos.



miércoles, febrero 13, 2013

Life of Pi.

"La Fe es una casa con muchas habitaciones y dudas, después de todo no puedes conocer la fuerza de tu Fe hasta que ha sido puesta a prueba".

Ang Lee posee una inagotable capacidad de convertirse en un versátil contador de historias tan distintas entre sí que es casi imposible imaginar que haya dirigido Sensatez y Sentimiento de la no menos célebre escritora Jane Austen, el Tigre y el Dragón a la que nominaron en no se cuantas categorías a los premios Oscar y Life of Pi, nominada a 11 premios de la Academia para este 2013 y de la cual acabo de poner en mi lista sobre Forrest Gump, Shawshank Redemption-Sueños de Fuga de Stephen King y MUCHAS otras películas favoritas que he visto a lo largo de mis de mi vida.

Es una historia magistralmente ficticia pero tan real como la creencia que cada persona se hace sobre su Dios, es narrada por un hombre sencillo de la India que cuenta su propia vida a un periodista americano, primero sobre su nacimiento en un zoológico en Pondicherry, colonia francesa en la India hasta 1954, del origen de su nombre, Pi, luego de su familia, Apa, Ama y Ravi su hermano mayor, sobre quien era Richard Parker-Sediento, pasando por su pasión por aprender que lo llevo a practicar tres religiones a la vez, incluso pidió ser Bautizado, decía que la Fe es una casa con muchas habitaciones, de como se enamoró la primera vez de Anandi y como tuvo que descorazonarse cuando su padre le anuncio que debían vender los animales del zoológico en América.

Jamás me habría imaginado al ver esta película el poder descubrir tanta sabiduría, sencillez y humildad de la mano de un joven adolescente que recibe todo el conocimiento y a su vez devuelve tanto agradecimiento hacia Dios desde un bote salvavidas y con Richard Parker, un tigre de bengala que es su única compañía en este viaje de auto descubrimiento.

Tiene una hermosa fotografía que me hizo meter mi mano dentro de la película para darle de comer al tigre, tocar ballenas y delfines. Sus diálogos son simplemente enriquecedores y es imposible no hacer las mismas preguntas.

Se merece todos los premios a los que ha sido nominada, aunque no gane el mayor premio que he recibido es ver esta película y sentir que mi existencia ha sido tocada por Dios y jamás volveré a ser la misma persona.

5/5 Sables de Luz para Life of Pi, para que Vivir sea siempre Una Aventura Extraordinaria.