lunes, diciembre 12, 2011

Venezuela...

Falta poco.

Estrés pre-viaje.

He estado leyendo artículos, noticias y encuestas sobre viajar en avión con bebes y niños y el resultado es poco alentador: mas de la mitad de los viajeros prefiere no viajar con niños cerca o que no hayan niños durante el vuelo. 52% piensa así y creo que mi estrés se debe mas a como reaccionaria yo ante una persona que piense así y no a cómo se comportaría Avril. A ella la conozco.

Entiendo que un extraño y su modo de pensar escapan de mi control, sobretodo por no saber que clase de persona nos va a tocar tener cerca durante todo el vuelo, con Avril sentada entre mis piernas o dormida en mis brazos...

He leído incluso de los violentos que manda a callar a los niños por su risa o por el llanto, los que prefieren que los niños viajen en la bodega donde van los animales, los que buscan cambiarse de asiento no mas ven la miniatura de compañía que les tocara, pero también leo sobre las personas que roncan, los que se quedan dormidos en hombros ajenos, los que leen el periódico sin que les importe a quien llevan a su lado, los que tosen todo el vuelo, los que hablan tan alto que no les importa a quien despiertan y un sin fin de comportamientos en personas de las que se podría esperar educación o algo llamado consideración.

Encima de lo anterior creo que la cantidad de información errada que tienen algunas aerolíneas deberá cambiar, si en la página de internet dice una información que en nada es igual a la que se ofrece por teléfono pero quien se lleva un buen golpe y lo tiene que pagar frente a la taquilla es el que viaja, uno mismo y con esto me estoy refiriendo al numero de maletas que se permite viajar por persona.

Lo único que me mantiene calmada es Avril, de resto, espero tomarme los próximos días de vacaciones con soda.

Felices Fiestas.