viernes, diciembre 19, 2008

#240. Con Razón...

La verdadera historia de la Mujer.

Cuenta una leyenda que al principio del mundo, cuando Dios decidió crear a la mujer, encontró que había agotado todos los materiales sólidos en el hombre y no tenía más de qué disponer. Ante este dilema y después de profunda meditación, hizo esto:

-Tomó la redondez de la Luna
-Las suaves curvas de la olas,
-La tierna adhesión de la enredadera,
-El trémulo movimiento de las hojas,
-La esbeltez de las palmeras,
-El tinte delicado de las flores,
-La amorosa mirada del ciervo,
-La alegría de los rayos del sol y las gotas del llanto de las nubes,
-La inconstacia del viento y la fidelidad del perro,
-La timidez de la tórtola y la vanidad del pavo real,
-La suavidad de la pluma del cisne y la dureza del diamante,
-La dulzura de la paloma,
-La crueldad del tigre,
-El ardor del fuego y la frialdad de la nieve.

Mezcló tan desiguales ingredientes, formó la Mujer y se la dió al hombre.
Después de una semana vino el hombre y le dijo a Dios lo siguiente:

-Señor, la criatura que me diste me hace desdichado, quiere toda mi atención, nunca me deja solo, charla intensamente, llora sin motivo, se divierte en hacerme sufrir y vengo a devolvertela por NO PUEDO VIVIR CON ELLA.

-Bien, contestó Dios y tomó a la Mujer.

Pasó otra semana y volvió el hombre y nuevamente le dijo a Dios lo siguiente:

-Señor, me encuentro muy solo desde que te devolví a la criatura que hiciste para mi, ella cantaba y jugaba a mi lado, me miraba con ternura y su mirada era una caricia, reía y su risa era música, era hermosa a la vista y suave tacto. Por favor devuélvemela porque NO PUEDO VIVIR SIN ELLA.

Anónimo.

*********

Con razón se dice que a la Mujer no hay que entenderla, solo amarla.

lunes, diciembre 08, 2008

#239. NO!!!

PROHIBIDA la reelección indefinida y menos si es roja rojita.


Miraflores es la casa de gobierno del presidente de turno, NO es el palacio del rey ni la casa del emperador.

jueves, diciembre 04, 2008

#238. Qué hacer por un sueño...

Todos tenemos sueños, pero he visto cualquier cantidad de nombres para esta clase de concursos y sin ánimos de quitarle el mérito a los concursantes, he aquí algunos otros nombres que podrían figurar como posibles programas en la tv a nivel mundial con el slogan ¿qué harías por ver realizado tu sueño?

Bañarse por un sueño
Cocinar por un sueño
Pelar papa por un sueño
Pensar por un sueño
Respirar por un sueño
Caminar por un sueño
Abrazar por un sueño
Besar por un sueño
Limpiar por un sueño
Comer por un sueño, o
Dejar de comer por un sueño
Reír por un sueño
Luchar por un sueño
Descansar por un sueño
Dormir por un sueño
Viajar por un sueño
Estudiar por un sueño...
Morir por un sueño
Inventar por un sueño.

Soñar no cuesta nada, de hecho, se convirtió en franquicia.

lunes, diciembre 01, 2008

#237. Como Harry Potter...

El Niño Con El Pijama de Rayas 2008

- Se supone que no debamos ser amigos, debemos ser enemigos.

La primera vez que me devoré un libro con tantas páginas lo hice con Harry Potter y la Piedra Filosofal, creyendo todo el tiempo que si llevaban al cine un libro como esos harían dos cosas: o resumirlo o no hacerle justicia a la imaginación de J.K. Rowling, y para mi sorpresa hicieron las dos cosas, pues eso mismo se acaba de repetir con El niño con el Pijama de rayas. Fui la primera de una larga fila de judíos que viven en México DF, quienes esperaban al igual que yo ver la película, pues yo entré y me senté como siempre, de primera y en lo más atrás del cine, con dos días de estreno y sacando los NUMEROSOS detalles que fueron omitidos, me pareció que si antes había leído el libro en 5 horas, pues anoche lo leí de nuevo o los subtítulos en escasa hora y media. Todo transcurrió no como lo esperé, ni siquiera como el autor tan bellamente lo relató, sino que el director simplemente “resumió lo que ya era un resumen” dejando sin efecto mucha parte del libro, por ejemplo, la escena donde aparece el Furias, (Adolf Hitler). Sin el más mínimo ánimo de echarle tierra a esta película en lo personal creo que mucho mejor sigue estando el libro, muchísimo mejor y por supuesto, lo mejor de la cinta fue la actuación de Shmuel, el niño judío por el que Bruno, el personaje principal, entabla la mejor amistad que pudo hacer en sus escasos 8 años.